Estudiar Cocina Buena Idea

Por qué Estudiar Cocina es la Mejor Idea que Has Tenido Nunca

¿Por fin has dado el paso de estudiar cocina? ¿Es éste tu objetivo a corto o medio plazo?

Si es así, hoy te traigo un artículo con contenido exclusivo para ti.
Voy a recordarte cuál fue tu motivación inicial y por qué te apasiona tanto la cocina.

La mejor Idea que Has tenido

 

 

A través de siete puntos, voy a desgranar el atractivo de tu oficio (o futuro oficio) para que no te desvíes de tus objetivos y para que tengas claro, en los momentos de bajón, por qué leches elegiste esta genial profesión:

 

1. Conocerás gente constantemente.

Trabajar en grandes cocinas es algo así como irte de Erasmus pero sin compañías de vuelo low cost ni maletas diminutas de por medio.

Chicos que llegan de prácticas de cualquier parte del mundo, proveedores que te saludan por tu nombre con diminutivos y clientes fieles. Conocerás gente de lugares que no sabrás ubicar en el mapa y formarás una nueva familia con apellidos diferentes.

 

2. Nunca Caminarás Solo

El trabajo en cocina es, ante todo, un trabajo en equipo. Las satisfacciones y los lamentos se viven en compañía. Trabajar en equipo te aportará:
Mayor conocimiento: nunca dejarás de aprender de las experiencias, ideas y propuestas de tus compañeros
Aumentará la confianza y el apoyo entre compañeros
– El hecho de pertenecer a un equipo aumentará tu motivación

 

3. Altas probabilidades de encontrar un empleo

El turismo en España sigue subiendo y batiendo récords a pesar de las circunstancias económicas y la gastronomía tiene un papel fundamental en las visitas al país.

Nuestra cocina es un atractivo turístico innegable y está en su máxima expansión.

La gastronomía es la nueva “gallina de los huevos de oro” de la economía española y es el momento ideal para formar parte de este motor de desarrollo.

 

4. Un trabajo dinámico

La cocina está en constante cambio, se reinventa antes de que termines de aprender lo último de lo último.
Es un oficio que, por la intensidad y por el dinamismo, no deja momento para el aburrimiento.
Así que, si detestas la monotonía, este es tu sitio.

 

5. Conocerás otras culturas

Y lo harás, además de conociendo a sus gentes, a través del paladar y del conocimiento. Aprenderás rasgos y características de la cocina internacional, sus combinaciones de sabor más diferenciadoras, la tradición y sus técnicas culinarias, así como sus tabúes y curiosidades más variopintas.
Además, si te animas y eres valiente, deberías aprovechar la preciada oportunidad que te da esta profesión para trabajar en cualquier lugar del mundo.
Así que coge tus cuchillos y vete.

 

6. Desarrollarás tu creatividad

Una de las muchas buenas cualidades que tiene la cocina, es que es una disciplina viva. El oficio de cocinero obliga a estar en constante formación, constantemente aprendiendo, investigando y creando.

Para llegar allí donde quieres, tendrás que sorprender, que deslumbrar, que adelantarte a los demás. Crear nuevos sabores, lograr la explosión de placer en la boca con mezclas imposibles, aprender a utilizar correctamente nuevas materias primas, hacer brillar productos descartados. Destacar, innovar, expresar eso que tienes dentro. Sacarlo y compartirlo con el mundo.

 

7. Crecerás Personalmente.

La presión, la dureza de la profesión, la organización, la disciplina, la humildad, el compañerismo, la convivencia, los logros y agradecimientos y, por supuesto, las grandes cagadas. Todos son aspectos muy relevantes que te harán un profesional y una persona más completa y con muy buenos valores.


 

¿Estás ahora convencido de que los beneficios que te aportan estudiar cocina se alinean con tu visión de futuro? ¿Qué dudas te impiden dar el paso?

Me encantaría leer tu opinión más abajo.

 

 

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *