Cookstorming

10 Cosas de CookStorming que nunca confesaríamos en público

1. Todas las mañanas desayunamos café y tostaita con aceite, tomate y pavo con pan comprado en la frutería de enfrente (ni masa madre, ni ná)

2. Nuestra nevera de casa es de esas con telarañas y medio limón prehistórico presidiendo la balda superior

3. Una vez Carlos dijo «pringada» en vez de pringá (horror)

4. 9 meses después de abrir las puertas de CookStorming, aún tenemos marcos colgados sin láminas. Queridos visitantes que os habéis percatado: no, no es un homenaje a Ikea

5. Cada vez que cumplimos un objetivo que nos hemos marcado, sacamos un papelito de nuestra «caja de méritos» y nos damos el capricho que toque.

6. Es mucho más probable que nos encuentres en cualquier tasca que en un restaurante o gastrobar de moda

7. Conseguimos nuestra primera alumna un mes antes de abrir las puertas, cuando CookStorming aún era un taller de motos con el suelo lleno de grasa y las paredes rotas

8. Soñamos con trabajar de lunes a viernes

9. Hace un mes más o menos y, en mitad de una clase, apareció Ratatouille para ayudarnos. No nos  tomamos nada bien la visita y unos señores vestidos de cazafantasmas hicieron el resto.

10. Sí, tenemos un Curso preferido (y la convocatoria está abierta) , pero eso nunca lo confesaremos 😉

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *