Cómo hacer salsa de tomate casera

La salsa de tomate casera es una salsa  menospreciada porque nos hemos acostumbrado a comprarla elaborada. No obstante, rara vez encontramos un buen procesado de salsa de tomate que no incluya ingredientes no beneficiosos. Por eso, hoy nos centraremos en la receta de la salsa de tomate. Mucho más rica, más natural y más saludable, sobre todo. Te traigo dos versiones, una más básica y otra con un toque diferente. Espero que te gusten. Allá vamos.

Salsa de tomate casero

 

INGREDIENTES de la SALSA DE TOMATE CASERA:

50 gr de Panceta oreada 20 gr de Aceite de oliva 50 gr de Extracto de tomate 1 kg de Tomates pera en cubos 50 gr de Vino tinto 1 l de Fondo claro de ave 1 u Bouquet garni 1 diente de ajo ecrasée

INGREDIENTES de la SALSA DE TOMATE FRITO CASERO:

2 kg de tomates pera

4 cdas de aceite de oliva virgen extra

2 cdas de azúcar

Sal y pimienta

 

NOTAS ANTES DE EMPEZAR:

¿Dónde consigo extracto de tomate?

Lo venden en una lata pequeña en muchos supermercados. También lo encontrarás con el nombre de tomate concentrado.

¿Cómo se hace un fondo claro de ave? 

Ya escribimos un post hablando sobre los fondos y te  conté las recetas aquí.

¿Qué es un bouquet garní?

Es un ramillete de hierbas. Se realiza enrollando en la parte verde de un puerro aquellas hierbas que queramos utilizar (perejil, romero, tomillo, etc) y se ata con un cordel de uso alimentario. De esta manera podremos retirar todas las hierbas con facilidad sin que se esparzan por la preparación

¿Qué es un diente de ajo ecrasée?

Es un diente de ajo sin piel y aplastado con el lomo del cuchillo

Paso a paso para hacer la salsa de tomate

  1. Cortar en lardons (en tiritas) la panceta.
  2. Saltear la panceta y agregar el tomate pera cortado en cubos. Cocina hasta que el tomate se deshaga. Añade el extracto de tomate y cocina unos dos minutos.
  3. Agrega el ajo ecrassè y desglasa con vino tinto
  4. Deja que reduzca la salsa y agrega el fondo de ave con el bouquet garní
  5. Cocina aproximadamente una hora
  6. Pasa por un pasapuré

Paso a paso para hacer la salsa de tomate frito casera

  1. Pon agua a hervir en un cazo. Corta la piel del tomate en la zona superior y añádelos al cazo unos 20 segundos. Sácalos y enjuágalos en agua fría
  2. Pélalos
  3. Córtalos en cubos irregulares y tritúralo con ayuda de un brazo.
  4. En una cazuela, añade el aceite de oliva virgen extra y cuando caliente, añade el tomate que hemos triturado, la sal y el azúcar. Pon la tapa y deja cocinar a fuego medio. Remueve cada cierto tiempo para que no se pegue
  5. Cocina durante 30 minutos con la tapa y otros 20 minutos aproximadamente ya sin tapa
  6. Rectifica de condimentos si es necesario y sigue la cocción si ves que aún falta un pelín

¿Cómo conservar la salsa de tomate casero?

En el frigorífico aguanta unos días sin problema. Sí tenemos que tener en cuenta que a una temperatura superior a 5ºC, el tomate, tras unos días puede fermentar. En el congelador se puede conservar perfectamente. Lo ideal es porcionar en tuppers individuales e ir sacando conforme vamos necesitando.

¿Qué te ha parecido?

¿Te animas a hacer tu propia salsa de tomate? ¿Tienes alguna receta casera de salsa de tomate que quieras compartir con nosotros? Somos todo oídos 😉

Un abrazo,

Vero

Compártelo

6 comentarios en “Cómo hacer salsa de tomate casera”

  1. CON TODO RESPETO,,, NO ME CONVENSE PARA NADA ,,,,PARA QUE PANCETA??PARA QUE EXTRACTO DE TOMATE DE INDUSTRIA,, EN LA FOTO QUEDA EVIDENTE QUE EL TOMATE SE A TRITURADO CON CASCARA Y ESO LE QUITA EL COLOR ROJO NATURAL DE LA SALSA Y LE CONFIERE ESE COLOR TURBIO PROPIO DE LA TRITURACION CO BRAZO ELECTRICO,,,Y OTRA COSA ES UNA SALSA CON EL ROMATE SIN CASCARA, PUES LA CASCARA TRITURADA NO LE CONFIERE RICO SABOR,,,SALUDOS ,,EDUARDO

    1. Buenas Eduardo,
      gracias por tu aportación.
      Ambas son recetas de la cocina clásica francesa. El tomate se puede triturar con la «cáscara» o con la piel sin ningún problema. No interfiere en el sabor en absoluto. De hecho, aquí en España tenemos platos tradicionales como el gazpacho o el salmorejo que se realizan con tomates sin pelar y están buenísimos.
      En cualquier caso, para gustos están los colores y recetas hay miles. Si tienes alguna para aportarla, estaremos encantados de recibirla.
      Un abrazo,
      Vero

  2. A mi me gusta tener siempre tomate casero hecho porque da mucho juego.Me gusta echarle una cebollita y en ocasiones un poco zanahoria que también le aporta dulzor.Lo bonito de la cocina es que la imaginación es infinita.Conozco a un gran cocinero de Madrid,Abraham que me dijo una vez que el tomate frito se hace a fuego dulce,es decir lento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *