Tajine marroquí de kefta con huevos

Tajine de kefta con huevos

Si hay algo que echo de menos es viajar.

Uno de nuestros últimos viajes fue a Marrakech y estamos deseando de quitarle el polvo a los pasaportes para poder volver cuanto antes. Uno de los platos que probamos es este tajine de kefta con huevos. Perfecto plato para toda la familia.

El nombre del plato «tajine» hace referencia al recipiente de barro cocido que se usa para cocinar en la zona del Magreb o Norte de África.  En el momento en el que cocinamos este plato no teníamos tajine a mano pero si te animas a cocinar en uno de ellos, en este post te hablamos largo y tendido de qué es y cómo cocinar en un tajine.

 

Receta del tajine marroquí de kefta con huevos

 

Ingredientes (4 pax)

500 gr de carne picada de ternera

½ cebolla en brunoise

6 dientes de ajo picados en brunoise

Un trozo de 2 cm de jengibre fresco en brunoise

600 gr de tomate triturado

1 cdta de comino molido

½ cdta de ras al hanout (si no tienes, usa curry)

½ cdta de cúrcuma

Cilantro fresco

4 huevos

Aceite de oliva suave

Sal y pimienta

 

¿Cómo se hace el tajine de Kefta?

 

  1. En un bol grande salpimienta la carne picada, agrega una cucharadita de la cebolla picada y otra del ajo picado y una pizca de comino en polvo. Mezcla con las manos y haz albóndigas y fríelas en una sartén con un poco de aceite. Cuando estén doradas, dales la vuelta y dora por el otro lado. Reserva en un plato con papel absorbente
  2. En una sartén de fondo alto o sauté, sofríe la cebolla, el ajo y el jengibre con un poco de aceite de oliva a fuego medio. Cuando comiencen a tomar color, apaga el fuego y añade las especias. Remueve durante un par de minutos para que desprendan su aroma sin que lleguen a quemarse.
  3. Añade el tomate triturado y condimenta con sal y pimienta. Vuelve a llevar al fuego la sartén y cuando llegue a hervor, baja el fuego al mínimo y añade las albóndigas para terminar de cocinarlas.
  4. Deja reducir a fuego mínimo alrededor de unos 45-50 minutos removiendo de vez en cuando para evitar que se agarre al fondo de la sartén. Estará listo cuando, al probar la salsa, encuentres poca acidez y un sabor concentrado y dulce propio del tomate frito.
  5. Separa las albóndigas para hacer cuatro huecos. Casca cada huevo y dispón cada uno en uno de los huecos. Salpimienta las yemas y espolvorea generosamente con cilantro fresco y ligeramente picado. Tapa la sartén y mantén a fuego bajo hasta que los huevos estén en el punto que prefieras. Recomendamos cocinarlos de unos 5 a 8 minutos y sirve.
  6. Recomendamos servir en la mesa porque esa cazuela es un espectáculo para la vista. Si quieres redondear el plato, acompaña con cuscús.

Espero que te haya gustado y que te animes a hacer la receta.

Un abrazo,

Vero

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *